El BCU adjudicó $ 4.408 millones en letras de regulación monetaria en el marco de las licitaciones de la semana pasada, $ 2.600 millones por debajo de lo previsto en el calendario. Ello se debió a que “cortó por tasa” las primeras cuatro licitaciones, correspondientes a los títulos a 30, 90, 360 y 720 días. Asimismo, el monto colocado fue inferior a los vencimientos registrados en la semana ($ 8.222 millones).
A pesar de ello, las tasas en pesos presentaron subas en varios de los nodos de la curva respecto a las últimas licitaciones (realizadas hace dos semanas, ya que debido a la operación conjunta con el MEF de canje de títulos no hubo licitaciones la semana pasada). Concretamente, la tasa a 30 días mostró la mayor variación semanal, incrementándose 24 pbs para cerrar en 7,94% anual. El rendimiento para el nodo de 360 días finalizó en 10,39%, 10 pbs por encima de la licitación previa, en tanto que la tasa a 720 días aumentó 4 pbs y se situó en 10,35%. En cambio, el retorno a 180 días cayó 7 pbs y se ubicó en 9,70%, mientras que el rendimiento a 90 días se mantuvo estable en 8,00%.